WNBA

La WNBA arranca este sábado en su “burbuja” de Florida.

La Liga profesional femenina celebrará su tip-off en un fin de semana inicial que rendirán tributo al movimiento Black Lives Matter, y recordarán a las víctimas de la brutalidad policial y la violencia racial.


Con los 12 equipos presentes, una temporada regular de 22 partidos y luego los tradicionales playoffs, comienza hoy la edición Nº24 de la WNBA con el movimiento de justicia social Black Lives Matter como bandera, en la burbuja creada en Florida, una semana antes al comienzo de la NBA en Orlando el próximo sábado.

A raíz de los últimos hechos de violencia racial y brutalidad policial en Estados Unidos, la liga lanzó una plataforma de justicia social enfocado en el movimiento Black Lives Matter. Por tal motivo, todas las jugadoras van a llevar en sus uniformes el nombre de Breonna Taylor, que fue asesinada por la policía y generó una ola de pedidos de justicia en todo el país.

El partido inaugural en el estadio IMG Academy de Bradenton, Florida, será entre Seattle Storm y New York Liberty, con el enfrentamiento de la MVP de 2018, Breanna Stewart, y la Nº1 indiscutida del último draft, Sabrina Ionescu (líder histórica en triple-dobles en la NCAA con la camiseta de la Universidad de Oregon.

En el partido siguiente, Los Angeles Sparks (con Candace Parker y Nneka Ogwumike) se medirá con Phoenix Mercury (con la máxima anotadora en la historia de la liga, Diana Taurasi, hija de madre argentina y papá italiano, nacida en California). Otras jugadoras a seguir son la española Astou Ndour, que juega en Dallas Wings, y también Elena Delle Donne, 2 veces elegida MVP, que viene de ser campeona en la última temporada con su equipo, Washington Mystics, y fue noticia debido a que la organización de la liga rechazó su pedido de no jugar, ya que padece la enfermedad de Lyme, por la cual tiene muy debilitado su sistema inmunológico, toda una amenaza ante la posibilidad de contrar el Coronavirus (Covid-19).

Otra gloria de la WNBA que fue noticia en los últimos días y que es un fiel reflejo de la importancia del básquetbol femenino en Estados Unidos es Becky Hammon, asistente de Gregg Popovich en los Spurs, que debutó como la entrenadora principal del equipo masculino de San Antonio, en el amistoso frente a Milwaukee Bucks.

De esta manera, se pone en marcha quizás una de las temporadas de la WNBA más esperadas en el mundo entero, con el desafío de todos los equipos por tratar de destronar al último campeón, Washington Mystics, y con la presencia de muchas de las mejores basquetbolistas del planeta.

Fuentes: wnba.com – nba.com

Opiná