Central de Ceres subcampeón del Nacional de Clubes U17

 

El tricolor bahiense, cuna de Manu Ginobili y Alejandro Montecchia, se consagró campeón tras superar a Central Argentino Olímpico de Ceres por 71 a 64 en un partido que fue interrumpido por graves incidentes.

A falta de 1’26» para el final del encuentro con el marcador favorable a los bahienses 71 a 64 , un cobro de uno de los árbitros generó el reclamo del entrenador ceresino Enrique Lancelotti. Como se ve en las imágenes , en ese momento algunos jugadores se acercaron al sitio donde el mencionado entrenador discutía con el juez, que fue apoyado por los demás colegiados. Se vieron personas del público que ingresaron al rectángulo de juego para sumarse a la agresión hacia los jueces que ya se había desatado.  

Andrés Casina, Mariano Slusar y Matías Carrizo los tres árbitros fueron llevados a un costado de la cancha por gente de la organización. mientras que el clima iba bajando los decíbeles. Bajo esas circunstancias, los mencionados decidieron que el partido se dé por concluido , se le otorgue la victoria y el campeonato a Bahiense del Norte

 

 

En cuanto a lo estrictamente basquetbolístico, Bahiense fue en líneas generales él que mejor hizo las cosas a lo largo de todo encuentro. La primera mitad fue toda del elenco de Alejandro Navallo , a través de un planteo defensivo sólido le negó el gol a su rival lo que se mostró reflejado en el tanteador (26-40) . Central ya su figura Gorosito en cancha , remontó esa desventaja en el último cuarto , con una bomba de Marchiaro el score quedó en 56.  Los bahienses con la gestión de Bassa, Fernández y  Rossi le dieron respiro a la embestida ceresina llevando el tablero 71-61. En la reposición Marchiaro volvió a castigar desde los 6,75 mts , 71 – 64 y después de esa acción los incidentes anteriormente mencionados. ESTADISTICAS

Nada justifica la violencia , es cierto que los jugadores de Central y su entrenador actuaron mal , muchos de ellos se disculparon en las redes sociales.
Tristemente se habla más de lo sucedido que de la campaña de los ceresinos. Los pibes arribaron a esta instancia decisiva luego de transitar un largo camino de éxitos ya sea en la Liga Formativa santafesina como en este Nacional de Clubes.
Una ineficiente labor de los árbitros no puede juzgarse con conductas de esta naturaleza, donde los protagonistas (plantel, padres , etc ) terminan fuera de sus cabales. Realmente fue un hecho grave y vergonzoso.

Comparte esta publicación en

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *