CODIV-19

Coronavirus en Rosario: el plan municipal para retomar las actividades deportivas.

El secretario de Deporte de Rosario Adrian Ghiglione aseguró que la práctica de tenis en clubes podría habilitarse en breve con cuidados específicos. Sin embargo, sobre disciplinas con contacto físico, dijo: “Es muy difícil ver el horizonte” . Nota de Rosario3.com


El regreso de las prácticas deportivas a los clubes y establecimientos privados de Rosario se dará por etapas y comenzará por los individuales (el tenis, por ejemplo). Pero los colectivos de contacto –como el fútbol, el rugby, el básquet o el handball–, recién regresarían cuando exista “una vacuna o un tratamiento aprobado contra el coronavirus”, al menos en su formato amateur.

Así lo estimó el secretario de Deporte y Turismo de Rosario, Adrian Ghiglione, quien reconoció que “es muy difícil ver el horizonte y estamos muy preocupados”.

Ghiglione afirmó en el programa La primera de la tarde (Radio 2) que la Municipalidad trabaja “junto a las asociaciones deportivas en los protocolos para retomar actividades deportivas” y precisó que “en primer lugar le tocará a las disciplinas individuales”.

“Todo el mundo del deporte está en las gateras para comenzar”, dijo el funcionario y precisó que ese paso se realizará con medidas de higiene vinculadas a la pandemia del covid-19 y la distancia social. “Los clubes no tendrán gran afluencia de gente en esta etapa porque se trata de deportes individuales”, consideró.

El plan municipal es abrir la actividad en cuatro fases. La primera alcanzará por ejemplo al tenis (uno de los reclamos de los espacios de alquiler de canchas y profesores particulares). “Se podrá usar por un determinado tiempo y el turno siguiente tendrá que esperar 15 ó 20 minutos para que se haga limpieza donde circuló la gente”, añadió Ghiglione.

El secretario de Deportes aclaró que en esa primera etapa las personas solo podrán realizar la actividad puntual (además de tenis podría ser canotaje o tiro, por ejemplo) y no quedarse a comer un asado o hacer reuniones en el club.

“Queremos ser muy cuidadosos porque esta primera etapa dará paso a los otros deportes”, siguió Ghiglione y se refirió a lo complejo que resulta pensar en protocolos para el rugby amateur.

“Es uno de los deportes más complejos en el tema del distanciamiento social. También el fútbol, handball o básquet; los deportes en conjunto son los últimos que se van a dar porque es imposible evitar el contacto”, dijo.

El funcionario planteó un eventual regreso a las “prácticas con mitigaciones” pero no para jugar partidos. “El rugby de forma amateur va a volver cuando salga la vacuna o algún tratamiento. No existe el deporte sin el contacto: un line, un scrum, pasarse la pelota con la mano, son la esencia”, argumentó.

Además, diferenció la realidad que se vive en la actividad profesional: “Tienen otros recursos para aislar a los equipos, hacer hisopados y otros controles que pueden arrancar antes que el amateur. Pero en una primera etapa es muy difícil ver el horizonte. Estamos muy preocupados”.

 

Opiná