INTERES GENERAL

Coronavirus – La palabra del Dr. Diego Grippo.

Diego Grippo, Director del Departamento Médico de la AdC, abarcó varios aspectos de la pandemia, COVID-19. La enfermedad, las medidas preventivas y cómo todo este panorama afecta al deporte y a nuestro básquet.


En el medio de la pandemia que azota a todo el mundo a través del Coronavirus, la prevención junto a los respectivos cuidados para evitar la propagación del virus son fundamentales. Quedarse en casa y seguir el protocolo de aislamiento social, más las medidas de higiene, ayudarán a combatir contra esta epidemia.

De esta forma el Dr. Diego Grippo, Director del Departamento Médico de la Asociación de Clubes (AdC), nos interiorizó sobre la situación actual y desarrolló varios puntos de cómo nos afecta esta pandemia.

El Virus 

“El CoVid-19 es una enfermedad que está causada por el Coronavirus, que ya se conocía, aunque lo nuevo es que la cepa de esta enfermedad termina siendo CoVid-19 por el año en el que se descubre.

“La fiebre, el cansancio y la tos seca con los síntomas más básicos. Esto va acompañado por un malestar general. Pueden haber dolores musculares o rinorrea, por ejemplo. Los síntomas son de aparición gradual y muchos de los que se infectan no lo desarrollan, que es una de las grandes preguntas que se hace la gente en general”.

“Más del 80% de la población se recupera sin ningún tipo de tratamiento o medida, no existe un tratamiento especial. Aproximadamente 1 de cada 6 personas desarrolla la sintomatología y requiere algún tratamiento puntual como lo es la hospitalización. Acá es donde comienza el gran problema que nos tiene a todos encerrados en casa, lo que tiene que ver con los servicios de salud”.

¿A quiénes tenemos que cuidar más? “A nuestros abuelitos, a las personas grandes de más de 65 años, sobre todo si tienen algún antecedente de enfermedad. Recordemos, hipertensión arterial, diabetes, problemas cardíacos, crónicos problemas respiratorios. Ese tipo de población es la que puede tener problemas más graves y son quienes necesariamente deberán ser hospitalizadas y eso de alguna manera haría colapsar los sistemas de salud, lo que hoy nos tiene preocupados a todos.

La tasa de letalidad, que es lo que quiere saber la gente, indica que la realidad es que muere muy poca gente. Por más que estemos viendo todas las noticias a nivel mundial donde parece que se va a morir todo el mundo, la realidad es distinta. Es una enfermedad que se transmite mucho, donde la población se enferma mucho, pero que se muere poca gente.

No hay que olvidarse de que si tenemos tos, fiebre y alguna dificultad respiratoria, es motivo de si se dan estos tres síntomas juntos, de llamar al médico. No salir corriendo a un hospital, sino llamar al médico de cabecera, médico amigo o conocido, y explicarle la situación. Esto para que se siga un monitoreo, porque no hay que salir corriendo a colapsar el sistema.

¿Cómo se propaga la enfermedad? “Se contagia de persona a persona, por eso estamos aislados y tenemos distanciamiento social. Sale de la boca como pequeñas partículas imperceptibles que quedan en el aire pero no están en el aire, quedan un tiempo ahí o pueden, si alguna persona tiene tos, al hablar o exhalar, contagiar a una persona si tomamos contacto directo. Ya sea cuando estamos hablando o bien si esas gotitas quedan en alguna superficie”.

¿Cuánto duran en las superficies? “No hay un tiempo concreto, sino que va desde horas hasta días, por eso hay que tener las precauciones que se están tomando de higiene que estamos teniendo toda la población en general”.

“Por ese estornudo en el pliegue del codo que puede ir más allá de 1.5 metros, es que la distancia social aconsejada es de más de 1.5 metros para estar seguros. Por eso se llama distancia social solidaria, porque vos estás cuidando al otro y el otro a su vez te cuida a vos”.

¿Te la contagia una persona que no tiene síntomas? “Existe una pequeña probabilidad. Por eso dijimos que un porcentaje de la población bastante importante puede tener la enfermedad sin desarrollar los síntomas, o sea que en ese caso el virus lo tiene, porque puede estar en las gotitas de saliva y así puede contagiar al otro. Eso hay que dejarlo bien claro. Si bien es muy poco probable, porque si no tiene síntomas no tiene tos y si no tiene tos es raro que lo pueda largar más allá, pero sí es raro que se puede tener el virus sin necesidad de desarrollar esos síntomas”.

“No es un virus extraño, pero sí es un virus que está en pleno estudio y por eso se están tomando todas estas medidas. Hay muchas cosas del virus que no se saben aún, no tenemos a ciencia cierta todo”.

¿Cuáles son las recomendaciones a seguir? “Las que se bajan de los organismos oficiales. A esta altura ya tenemos artículos en todo el mundo y en cualquier parte que hablan sobre vacunas o tratamientos, pero de todo eso no hay nada confirmado. Por eso son enfermedades que en algún punto tienen un margen de imprevisibilidad. No sabemos lo que va a suceder en el tiempo, por eso se toman medidas en rigor, que sigue siendo quedarse en la casa aislado. La vacuna, tratamiento o mejor manera de prevenir que esta enfermedad esté circulando y contagiando es quedándose en casa aislado”.

“Las medidas se toman para reducir lo máximo posible el riesgo de contagio de la población. Entonces lo que más va a escucharse, y está bien que sea repetitivo, son cuidados como el lavado de manos, mantener la distancia mínima entre personas, no tocarse la boca, la nariz o los ojos por esa mucosa y ese excedente que puede estar en la superficie. El virus puede entrar por esas vías, pero no por la piel”.

¿Qué medidas y barreras tenemos? “Barbijos, barbijos caseros, materiales de contención y tapabocas que frenan que el virus se transmita entre una persona y otra. Si bien la OMS todavía no lo puso como concreto para frenar el virus, hay medidas en algunos gobiernos como el nuestro que están tratando de paliar la situación y tienen como exigencia por decreto el uso de los barbijos y tapabocas con algún instrumento casero para poder salir a la calle. Si bien parecen medidas exageradas, en base a cómo se propaga el virus son medidas que están bien”.

Quedarse en casa es la medida preventiva más importante.

¿Hay alguna posibilidad de que aún así me contagie igual del virus? “Obviamente que para todos las posibilidades no son iguales. Si ven el mapa epidemiológico de Argentina, estamos en la zona donde más casos hay, junto con Córdoba, Santa Fe, Chaco y Tierra del Fuego. Hay un ranking de provincias que están por encima de lo normal de casos”.

“Esto quiere decir que no tenemos la misma chance de contagio una persona de Buenos Aires que una persona de La Rioja por ejemplo, o en aquellas provincias donde no se han registrado casos y encima el virus no está circulando. Por lo cual no es para todos igual, es sentido común. Es muy probable que cuando empiecen a tomarse todas las medidas de salida de cuarentena, que esas medidas no sean iguales para todos los casos. Llámense provincias, municipios o zonas inclusive, porque hay zonas concretas que tienen el virus circulando”.

“No hay nada comprobado respecto a la medicación. Lo que sí es importante es que no nos automediquemos, que no tapemos los síntomas. Consulten al médico por una llamada o virtualmente, para que ellos nos digan el tratamiento paliativo o sintomático y mantenerse en contacto para saber la evolución de esos signos y síntomas. Dado que no hay tratamiento ni vacuna sigue siendo mandatorio el aislamiento y la prevención con todas las medidas que hablamos”.

COVID 19 en tu Ciudad, el Club y La Liga

“Tuvimos casos en el básquet. Concretamente se tomaron rápido, bien y conciente las medidas de aislamiento para aquellos jugadores extranjeros que habían venido desde afuera, sin que todavía esté el decreto de fronteras y vuelos cerrados. Y lo mismo hicimos con un jugador del Torneo Federal, un caso que lo habíamos detectado gracias al alarmado de la red para hablar de estos casos”.

“Hubo dos casos en concreto. Uno conocido de un jugador que ahora se encuentra completamente bien, y otro de un médico, de Instituto, que ahora también se encuentra bien y que había venido infectado desde Chile. El haber tomado las medidas de inmediato hizo que este médico no esté en contacto con los jugadores y evitamos que se genere un foco dentro del propio club. Sucedió incluso antes de las declaraciones oficiales de cuarentena”.

¿Cómo afecta al deporte?

“Nosotros nos guiamos por los lineamientos que vienen desde la presidencia directamente, Ministerio de Salud, de Turismo y Deporte. En cualquier página del Gobierno están todas las medidas de prevención que venimos remarcando. Nosotros lo hemos comunicado durante todo momento, a través de las redes y de la prensa”.

“Hoy se da una circunstancia particular donde hay que ser criteriosos, manejar escenarios hipotéticos. No hay una certeza absoluta de esto, porque la realidad es que no existe algo en concreto, no se puede. Estamos cumpliendo casi un mes de cuarentena y los números que se están viendo son bajos, muy bajos. Corresponde con lo que se ve a nivel mundial y global”.

“Se están analizando datos concretos y objetivos que tienen los organismos oficiales de la mesa de trabajo del Ministerio de Salud, con profesionales prestigiosos de primer nivel, pero faltan cantidad de datos, y para tener más datos por analizar necesitás mayor cantidad de testeos, para saber qué es lo que va a pasar. Entonces tenés escenarios hipotéticos”.

“Se habla de la curva, del aplanamiento de la curva, buscando que no haya un pico. Al tener una cuarentena efectiva, ese pico se está corriendo. Entonces ahora tenemos un pico que se está hablando para primera quincena de junio, y eso quiere decir que hasta ahí tenemos que seguir en cuarentena”.

¿Cómo lo hacemos? ¿Dónde va a estar la flexibilidad? “Tenemos varios tipos de cuarentena. Una estricta como la que estamos haciendo ahora, puede ser también flexible o moderada, o una cuarentena con algunos permitidos para algunos casos circunstanciales y especiales. Son cuarentenas que están. Una es para suprimir el problema como está sucediendo ahora y la otra para mitigar, para ver qué pasa si se larga ‘X’ actividad. Todo eso está en plena discusión. Uno se tiene que imaginar el escenario y programar la actividad que sea con panoramas hipotéticos”.

“Hay que esperar y seguir las resoluciones que se están tomando desde las instituciones. Si tenemos que imaginarnos un escenario hipotético de vuelta al deporte y a la actividad, conviene estar preparados. Cualquier escenario dice que por más que mitiguemos el problema la enfermedad va a circular, y si eso sucede con las actividades ya levantadas, tenemos que tratar que desde el básquet aportemos un granito de arena, algo que deberían hacerlo todos”.

El club y el deporte debe estar como unidad sanitaria, contribuyendo al problema global del país, aportando un granito de arena y haciendo una actividad lo más prevenida posible. Es decir que todas las medidas que hablábamos pasarlas ya a un escenario de vuelta a la actividad”.

¿Entonces qué conducta hay que tomar? “Acá viene un listado enorme de conductas que están arraigadas a nuestro deporte que son culturales y que tienen que ver con, por ejemplo, el uso compartido de los bidones, de las toallas, el tema de salivar en los campos de juego, cómo limpiar las canchas y las pelotas, en qué condiciones vamos a limpiar la infraestructura deportiva, qué control vamos a tener sobre la población que va a poder estar en los campos de juego, mesa de control, árbitros, comisionados, personal del club, si personal del club de determinada edad puede estar, conductas de higiene en los vestuarios, conductas de higiene preventivas en los entrenamientos…”.

“Obviamente también hay que apuntar a la disponibilidad de alcohol en gel, agua y jabón en todo lo que es sanitario, en las canchas, en los bancos de suplentes y en las mesas de control… ‘¿Entonces cómo hacer? ¿No vamos a gritar los goles? ¿Defender sin tocarnos?’ Yendo al mundo del deporte, la realidad indica que tampoco todos los deportes son iguales. Un tenista por ejemplo juega a 20 metros de distancia del otro, y el único contacto que tiene puede ser a través de la pelota. Hay deportes que tienen otra realidad. El nuestro es en espacio cerrado, bajo techo, muy cercanos unos a los otros, en el banco de suplentes el distanciamiento es complejo. Se tendrían que tomar muchas medidas para mitigar el problema”.

“Vale destacar también que la población del deporte tiene muchas menos chances de desarrollar la enfermedad, y si la desarrolla, también tiene menos probabilidad de hacerlo de forma grave. Pero son infinidades de factores que hay que tener en cuenta y que deben discutirse”.

Protocolo preventivo para clubes

“Hay que poner todo arriba para estar lo más ordenados posibles. Muchas cuestiones son de sentido común, como las que nombramos previamente. Es tener lo que sabemos todos y trasladarlo a cómo sería cuando reiniciemos la actividad. Por este riesgo exponencial que tenemos es que se están tomando desde ahora todas las medidas que conocemos, para también ir sabiendo cómo van a ser las actividades cuando se retomen”.

“Tenemos un escenario donde todavía no sabemos cómo se va a manejar, porque si mañana vemos cómo se levanta la actividad para un deporte como tenis o automovilismo, tal vez a nosotros nos toque una realidad distinta. O quizá se haga algo más homogéneo, que se juegue para todos o para nadie, no lo sé”.

“Son los expertos y especialistas que van a decidir si el deporte, con la masa crítica de personas que maneja, significa o no un riesgo. Así como sucedió liberar a los mecánicos por ejemplo, que son miles, puede servir de ejemplo… porque si los liberaste sabiendo que son muchos y que están por todo el país,  y si eso no generó ningún problema, puede ser bastante parecido a liberar en cuantidad de población a la masa crítica del deporte. Son ejemplos, cosas que analizan los especialistas”.

“En definitiva, va detrás del sentido común de todos, de todos como población, sacando la información de los organismos oficiales y públicos, y tomando las medidas preventivas sugeridas. Con eso, evidentemente y de seguro, el impacto negativo va a ser menor. Por eso hay que esperar las medidas oficiales, porque las actividades que se han liberado hasta ahora son conductas que están totalmente controladas”.

“Se evaluará y verá qué sucede. Si entrenar a puertas cerradas qué sucede, si van entrenando quizá con algún régimen especial, y que después venga la competencia… clasificando quizá los deportes según el riesgo que puedan tener de probabilidad de contagio y propagación”.

“Nosotros con el básquet tal vez estamos en un término medio con el vóley, handball, futsal, y tantas disciplinas que son similares en términos epidemiológicos de salud. Porque por ejemplo otros deportes como judo, lucha o boxeo son actividades cara a cara en todo momento, inclusive cuando se entrena y con el material deportivo que utilizan”.

“Son todas realidades distintas que hay que evaluar, cada cual deberá analizar su realidad y si así levantan la bandera para que todos los deportes puedan hacer algún tipo de actividad, cada uno deberá tomar las medidas preventivas conducentes a reducir el riesgo lo mínimo posible”.

Informe: Prensa AdC

Opiná