ROSARINA

Gustavo Roig : “Queremos ser un modelo a la hora de formar, competir e inculcar valores”.

Tuvimos una charla con Gustavo Roig entrenador de Timbúes Basquet, equipo que aguarda el OK de la CABB para participar seguramente del nuevo Torneo Federal. El coach nos contó en detalle el ambicioso proyecto que tiene la organización.


El básquet es un deporte donde la acción colectiva es la piedra basal necesaria para que las organizaciones puedan lograr los objetivos propuestos.

Para que esto ocurra todos los actores deben trabajar como una unidad siguiendo esquemas de trabajo paulativos y progresivos.

Es así que se puede lograr el arribo a buen puerto de todas esas ambiciones.

TIMBUES BASQUET es un fiel reflejo de esto, en la actualidad se impulsa un Programa Integral con el objetivo principal de competir en la máxima categoría del básquet en un plazo no mayor a los tres años sin descuidar diversos aspectos como la formación y el desarrollo deportivo y social.

Este singular proyecto se sostiene con el apoyo de la Comuna de Timbúes administrada por el Presidente Comunal Amaro González, por la secretaria de Deportes de la Comuna dirigida por Federico Rodríguez , por la gerencia deportiva del Área de Básquet con Juan Cruz González a la cabeza y por el Coordinador del Área el Profesor Gustavo Roig .

Hablamos con el entrenador en jefe Roig y esto nos dijo al respecto. “Consideramos que es necesario insertar al básquet de Timbúes en el contexto nacional pero no solo desde lo deportivo sino que también con una visión diferente que tenga en cuenta diversas cuestiones que hoy en la región no existen. .”

La vida deportiva del Indio data de un par de años, las metas se fueron cumpliendo en este tiempo sin tal vez tener semejante planificación como la que pretende activar actualmente.

Gustavo nos contó en detalle “el objetivo principal es construir una estructura profesional donde haya valores como el respeto, el compromiso, el orgullo, la voluntad, la honestidad y la identidad”

La identidad que pretende lograr la organización timbuense se cimienta desde los más chicos, los verdaderos herederos de esta idea con la meta de formar un grupo de competición que sea genuino de la región.

Esta meta que se busca es competir en los niveles más importantes del espectro basquetbolístico sea nacional como una Liga Argentina o Liga Nacional y también en el ámbito local (Súperliga), aunque también se aspira a generar un Programa de Reclutamiento integral para los jóvenes dándole a los mismos la chance de disputar las competencias provinciales y simultáneamente alternar en el plantel superior.

Roig y el resto de las partes es consciente de que este proceso debe tener componentes de diferentes formaciones como física, técnica, táctica, intelectual, psicológica y social “Para estar a la altura de lo que buscamos debemos profesionalizar cada área para que la gestión de trabajo crezca. El organigrama contempla un Director General que tendrá la función de dirigir a la Organización, de interactuar con los miembros de la misma y que además deberá insertar el Programa en la sociedad. Después debemos tener un Jefe de Equipo, una persona importante que siempre deberá estar en contacto el cuerpo técnico y jugadores”

El entrenador que conduce al elenco superior de Timbúes desde fines de Enero de este año nos comentó que su idea es contar con dos asistentes, uno de ellos más vinculado al plantel profesional y el otro trabajando en las Divisiones Formativas.

“Una figura importante que vamos a conservar es la del PF, que deberá atender las necesidades de los jugadores rentados y los reclutados. Se le sumará un Kinesiólogo, un Nutricionista, un Médico y un psicólogo” expresó Gustavo Roig.

Las exigencias de la competencia requieren sumar al staff entre otros a los mencionados y a una persona que conozca sobre tecnologías asociadas a la disciplina más que nada desde lo técnico – táctico. “En estos niveles es necesario contar con un analista de video que trabaje coordinadamente con los asistentes técnicos” fue la palabra de Roig al respecto.

Ahora saliendo del terreno de la competencia en sí que al parecer se iniciará desde la tercera categoría nacional, el reclutamiento de jóvenes jugadores para nutrir categorías U17, U19 y U21 es algo que irá paralelamente a lo anteriormente mencionado. La formación integral de ellos será un pilar vital en lo que se va a basar este Programa.

“En la actualidad considero que es sumamente necesario que los reclutados tengan todas las comodidades para entrenar y para desarrollarse. Cuando comenzamos a delinear este proyecto me acorde de “La Casa del Reclutado” una idea que Quilmes de Mar de Plata impulsó en su momento. Para lograr una preparación deportiva acorde donde se puedan alcanzar buenos rendimientos debemos generar un espacio donde no falten personas que estén encima de los chicos cumpliendo la función de tutor haciendo de nexo entre los chicos, sus actividades y que luego mantenga una comunicación fluida con los padres. Ellos confían sus hijos a nosotros y nosotros debemos estar en todos los detalles de su formación deportiva y humana, De esta manera podemos tener jóvenes con perspectivas”

Roig no olvida de algo importante que se considera tanto para el Programa de Reclutamiento como para el Plantel Profesional y que son Pautas de Convivencia.

“Debemos fomentar la buena relación entre todos y por eso es importante dejar en claro todo, para el caso de los jugadores del plantel superior habrá un reglamento interno sobre conductas y comportamiento tanto dentro y fuera de la cancha”

La Comuna de Timbúes tiene en mente la construcción de un coqueto Polideportivo donde allí se alberga las actividades deportivas de la localidad. El básquet tendrá su espacio central en él. Esto servirá para apuntar aún más el Proyecto con el claro objetivo de llegar a la élite siendo local en ese estadio.

Hasta el momento la pandemia releva todo a un segundo plano, con el agregado de la incertidumbre de no saber hasta cuando, lo que sí está claro que a pesar de este escenario Timbúes ya trabaja encolumnado bajo este pensamiento que no involucra nombres propios sino que piensa en el bien común de toda una región.

Fotos : Patricio Carugatti | Franco Reggiardo

Opiná