Sin categoría

La COPA SANTA FE debe continuar.

Desde aquel jueves 17 de noviembre de 2016, LA COPA SANTA FE DE BASQUET no sólo que generó un ingreso económico a los clubes, sino que fue determinante para la refuncionalización y puesta en marcha de nuevas estructuras en instituciones de cada rincón de la Provincia. No todo fue plata, la Copa dió vida y potenció a localidades y comunidades enteras. Desde lo deportivo, gran cantera de jugadores que terminaron en ligas superiores.
No es un capricho, es una necesidad. Brinda mejoras, fuentes de trabajo, abre un nicho de mercado de jugadores en el ambiente y ni que hablar, como viven cada año las instituciones que socialmente, les ha cambiado su vida con la llegada de la Copa.
Y no se trata de comparar. El básquet es el deporte federado en la provincia que nuevamente está entre los dos deportes que mas fichas mueve. Después del rugby, y según los datos oficiales, después del fútbol, pelea y está más arriba del rugby en el territorio santafesino.
Pero no me quiero detener en la simpleza numérica, como si fuera el eje principal para un pedido de justicia por el deporte que uno ama, a cambio de mayor apoyo económico. De ninguna manera, porque este gobierno que se irá en el mes de diciembre, le dió un apoyo clave a las instituciones vinculadas al baloncesto en la provincia. Es cierto, son 8 asociaciones y más de 20 instituciones, por eso hablo desde donde se apoya una decisión política, porque se sabe que si las determinaciones llegan es porque hay argumento para ello. Y de ese dato se desprenden mas de 500 jugadores dando vueltas durante varios meses y con la condición ineludible: que parte de ese dinero, sea destinado a las divisiones formativas.
Pero vuelvo a la importancia de la COPA SANTA FE DE BASQUET. Creo que junto a la de rugby, fue la competencia mas seria, menos para las grandes instituciones como Colon, Unión, Central y Newells, que en la disciplina que mas mueve como el fútbol, ningunearon la apuesta y siempre se negaron a jugar con titulares, como si tuvieran que ejecutar un sacrificio sobrehumano y solo se trata de un partido de fútbol. Pero bueno, también esta claro que tal vez fue un error haber terciarizado el certamen y un sin fin de papelones que ya conocimos.

El básquet fue desde 2016, y con la puesta en marcha del plan abre, una de las históricas reparaciones desde lo institucional a miles de santafesinos que lucharon contra viento y marea, el hecho de mantener las estructuras que damanda un club. Es cierto que no se trata de una solución definitiva porque luego está la mano local, el día a día, las actividades que demanda una entidad y por supuesto, la generación no sólo de recursos económicos, sino el humano, que a mi criterio, es la deuda mas grande que tiene el mundo deportivo del país.
Sin COPA SANTA FE, sería un paso atrás en varias cuestiones. En un órden de prioridad: desde lo económico, en lo social y en lo deportivo.
LO ECONOMICO, vital
—En el 2016, se entregaron y repartieron 4.500.000 durante 8 meses a 24 clubes, y 5.000 para las categorías formativas (U13-15, 17 y 19). En ese sentido, hubo 5 canchas nuevas, se cambiaron vestuarios en casi todos los casos y generó mas participación en el Campeonato de Clubes en formativas.
Fueron 100.000 mil de inicio para cada uno, y un monto determinado por pasar de ronda.
—En el 2017, se sumaron 28 equipos, 4 más que la temporada anterior, con 6.000.000 con 120 mil por institución y con aporte similar para formativas.
—En 2018, misma cantidad de equipos con 7.200.000 pesos, 160 mil por institución, y por cada fase 35 mil al que ganaba la fase y 20 mil al que perdia, y luego el incremento segun la instancia. En esta ocasión sin aporte a formativas pero con el descuento directo del 50% por inscripción en los Campeonatos de clubes.

EL FUTURO
Si bien, el compromiso directo y textual del Senador electo por el Departamento Rosario, el periodista Marcelo Lewandosky

aseguró en algunos medios que su idea es impulsar y ratificar la COPA SANTA FE en todos los deportes y potenciarlas, aún sin saber quien comandará los destinos del deporte en la Provincia, habrá que esperar y tomar determinaciones antes del mes de octubre, fecha para dar el ok de seguir con estas instancias provinciales.

Lo que si no deben olvidarse dentro del futuro gabinete, desde el punto de vista social, lo que generó la COPA SANTA FE DE BASQUET, fue observar lo que realmente regeneró en cada institución, desde la apertura de cancha, hasta el regreso de las familias y la participación en cada partido.
Y de parte del resto de los legisladores que representa a cada uno de los departamentos de la extensa geografía de la Provincia, deberían consultar los beneficios que generó esta realización en todas las disciplinas desde lo económico. Y con la salvedad que se trató de montos irrisorios si lo comparamos con el fútbol. Donde repito, el fútbol de la provincia merece un párrafo aparte respecto a la Copa Santa Fe y la falta de seriedad de los equipos grandes que le dieron la espalda SIEMPRE a esta competencia.
Es decir, independientemente que haya una determinación contraria, cada legislador también debe saber como la FEDERACIÓN SANTAFESINA DE BÁSQUETBOL se ha manejado responsablemente ante la disputa de la copa y tranquilamente con levantar el teléfono, podrán obtener los mismos datos y con mayor precisión respecto a esta nota.
Se trata de una decisión política de continuar con lo que está bien. No debería tomarse como partidario, al contrario, si la idea es potenciarlo, mejor aún, porque para eso, tanto el gabinete que diagrama el ejecutivo como el ámbito legislativo en sus dos cámaras, representan la función pública porque cada uno de sus integrantes son servidores públicos y deben responder ante la demanda del ciudadano.
Entiendo que todos los que hacemos y difundimos básquet, deberíamos forjar y exigir la continuidad de la COPA SANTA FE, por estos y otros motivos que seguramente sumarán los colegas vinculados a la disciplina dentro de la comunicación y la prensa.
También creo conveniente que cada estamento del básquetbol, debería hacer valer esta postura por el bien del desarrollo del deporte en la provincia. Argumentos y motivos, sobran.

Opiná