FEDERACION

La FBSF expresó su opinión acerca de la difícil realidad que afecta al básquet y a la sociedad en general.

El vicepresidente Luis Silvano y el el protesorero Víctor Fogolín fueron los encargados de brindar el punto de vista de la casa madre del básquet provincial


La Federación de Básquetbol de la Provincia de Santa Fe tomó días atrás la decisión de dar por finalizada la temporada de la Liga Provincial Copa Santa Fe sin poder dirimir a su campeón o siquiera jugar playoffs, así como también una vez más comunicó que seguirá los pasos marcados por las autoridades gubernamentales en el camino para salir gradualmente de la crisis generada por la pandemia de coronavirus. El vicepresidente Luis Silvano y el protesorero Víctor Fogolín dieron su mirada de la situación, analizaron las medidas tomadas y contaron cómo se trabaja en un protocolo para volver a entrenar cuando se den las condiciones, pensando en la salud de los jugadores y también en la normalización de los clubes, muy golpeados en estos meses.

“Nos generó tristeza y bronca tener que cortar un torneo que se venía desarrollando de la mejor forma. Demoramos un poco en tomar la determinación porque no era sencilla y porque buscamos soluciones alternativas hasta último momento. Haber seguido adelante con la espera hubiera generado mayor incertidumbre y una sangría económica muy importante porque los clubes no sabían cómo manejarse con los jugadores. Se iban a vencer pases y terminar algunos contratos, porque ya íbamos a quedar en un momento del año en el que a la mayoría de los equipos se les iba a hacer muy difícil sostener los planteles con los que empezaron el torneo. La determinación de la CABB de dar por terminado el Torneo Federal y no tener ascensos ni descensos también fue tenida en cuenta. Ahora una vez que ellos decidan qué hacer con sus torneos, se analizará lo próximo. Es una pena por el gran trabajo de todos en la fase regular”, detalló Luis Silvano desde Rafaela, mientras que el firmatense Víctor Fogolín agregó que “el análisis de la situación se hizo fue a través de una reunión por Zoom con todos los miembros de la comisión directiva y se tomó para que los clubes participantes, tan afectados en estos tiempos, pudieran resolver la relación con sus jugadores y cuerpos técnicos de la mejor manera posible. De acuerdo a lo que se está charlando con la provincia y la Nación se proyecta un año sin deportes ni públicos en las canchas. Fue una decisión importante y que seguramente nos da gran tristeza pero a la vez nos trae gran tranquilidad”.

La mirada de los clubes

“Los clubes agradecieron la pronta intervención a los fines de poder resolver la cuestión económica”, resumió el presidente de la Venadense, mientras que Silvano amplió: “Fuimos haciendo un sondeo y la inmensa mayoría mostraban preocupación por la situación. No hubo quejas de ningún club y todos lo tomaron como lo hicimos nosotros, con mucha pena pero entendiendo que de seguir esto no se iban a dar las condiciones naturales del torneo”.

Interasociaciones, Argentinos de Clubes y el protocolo para entrenar

“Los Interasociaciones y Argentinos de Clubes están supeditado a las decisiones de las autoridades superiores. Si hace 15 días me hacían esta consulta yo hubiera sido muy negativo pero hoy la realidad fue cambiando y eso es lo que tiene esta pandemia, el día a día cambia. Rafaela ya no tiene gente enferma, Santa Fe y Rosario pudieron contener la situación”, explicó Silvano, mientras que Fogolín dio a conocer las razones de las medidas y suspensiones que se fueron anunciando de parte de la Federación: “Obligados por las circunstancias la idea fue trabajar en un sistema de ‘barrido’, es decir a medida de que se van cumpliendo dentro de la cuarentena las fechas programadas de las competencias provinciales, la íbamos dejando sin efecto. Pero cuando esta etapa de la pandemia llegue a su fin veremos si podemos jugar, todo depende de las condiciones impuestas. Siempre el objetivo es cumplir con lo programado y por eso incluso se presentó un protocolo al ministro de Salud para su conocimiento y pensar en el nuevo básquet que deberemos desarrollar”.

Y Silvano completó con una optimista mirada a futuro: “Hoy tenemos las expectativas puestas en poder volver a las prácticas apenas nos den la autorización en las diferentes ciudades. Hay que ser cautelosos e ir paso a paso. Queremos que el gobierno acepte la vuelta de los chicos porque eso también va a ayudar a la economía de los clubes. Ya se presentó un protocolo sanitario para poder realizar actividades en trabajos individuales y está en revisión. Después, si se dan los tiempos, jugaremos dentro de las asociaciones y luego veremos si se permiten traslados. En ese caso nos vamos a sentar con los presidentes de asociaciones para ver qué jugar y readaptar el calendario en los meses que tengamos.

La relación con el nuevo gobierno provincial

“Hubo un cambio de actores en el gobierno y  se estaba dando el proceso de establecer la relación, pero a partir de la pandemia las cuestiones económicas están supeditada a propuestas para ayudar a los clubes tanto a nivel provincial como municipal. Queda charlar el inconcluso apoyo a la Copa Santa Fe, que lo seguimos planteando porque no se llevó a cabo todavía. En femenino y masculino los torneos fueron un éxito y es una pena si este gobierno no lo respalda como se venía haciendo. Pero hoy no es lo prioritario”, analizó Silvano, en tanto que Fogolín afirmó que están “trabajando junto a la Licenciada Claudia Giaccone, secretaria de Deportes de la provincia, pero en este momento fundamentalmente en acercarles a los clubes a través de las asociaciones instrumentos y programas para paliar la situación actual”.

La bronca por el año trunco de competencias

Silvano consideró: “Todos los años los planteamos con mucho entusiasmo y energía. Hay mucha actividad dirigencial en el armado de calendarios para no superponer competencias, con esfuerzo y aprendiendo de errores. Para este año era muy nutrido pero coordinado y estábamos dispuestos a mostrar que la Federación es de las mejores del país, pero ahora no sirve lamentarse sino apostar a lo que vendrá y cómo mejorar”.

“En la comisión directiva teníamos puestas las esperanzas en concretar un 2020 de excelencia y el apoyo de los clubes fue notorio en el interés por participar de los torneos. Ahora el desafío será restablecer la competencia con la misma seriedad y atendiendo la nueva problemática en la que quedarán los clubes después de la pandemia”, argumentó Fogolín.

El trabajo junto a las asociaciones

“La mesa directiva y los presidentes de asociaciones están abocados a priorizar la bases, es una situación de urgencia. El básquet va a seguir creciendo y esto va a ser un freno y nada más. En el consejo hay muchos presidentes de asociaciones, así que hay diálogo semanal o diario en algunos casos. Con Santa Fe y Rosario que no están en este momento en el consejo, tuvimos charlas para conocer sus realidades”, contó Silvano, mientras que Fogolín destacó el funcionamiento de la estructura: “La directiva tiene como prioridad proteger la estructura Provincial (Federación – Asociaciones – Clubes) y con ello todos los partícipes que hacen que durante más de 90 años Santa Fe sea una institución seria. Una vez que estemos liberados de esta situación nos pondremos a trabajar dentro de esta estructura para que los chicos de la provincia retomen lo antes posible la práctica del básquet. Hoy los clubes no solamente están pensando en el básquet, sino que están muy ocupados de el pago de empleados, profes, servicios y nosotros lo apoyamos en las gestiones porque todos estamos de alguna manera dentro de los clubes”.

El mensaje

Luis Silvano cerró con un mensaje hacia las familias que no sufrieron tanto el cimbronazo de esta pandemia y les pidió apoyar a los clubes: “Queremos pedirle a los socios de los clubes que puedan, que sean solidarios al pagar la cuota de las instituciones para poder sostener la actividad. Auque no se esté jugando es importante para que las instituciones y sus profesores puedan seguir adelante. Los padres siempre respaldan y apoyan y esta vez también estarán junto a los clubes y los DT para que no sientan tanto el golpe económico”.

Fuente : Febasantafe.

 

Opiná