NBA

La NBA se prepara con un protocolo de 125 páginas y un cuestionario médico.

De los 22 entrenadores que dirigirán a los equipos que competirán en Orlando, solo 3 superan los 65 años: Alvin Gentry de los Pelicans (65), Mike D'Antoni de Houston (65) y Gregg Popovich de San Antonio (71) y tal vez ninguno de ellos puedan estar presentes.


La NBA está ultimando su protocolo de salud y seguridad para ejecutar sus planes de encerrar la liga en una burbuja en el complejo de Disney en Orlando, Florida. Y no se toman el asunto a la ligera, ni mucho menos. Según el periodista Tim Reynolds, la ESPN ha podido constatar que el manual de la liga para afrontar los problemas que supone el reinicio es de 125 páginas, y se hará llegar a todos los equipos y miembros que viajen a la burbuja.

Además, la liga ya ha enviado un cuestionario sobre la historia médica a cada uno de los miembros que espera cobijar en Orlando. Con los resultados del cuestionario, los equipos médicos y especialistas deberán determinar si dichos miembros pueden participar al completo en las actividades, si deberían saltarse algunas de las actividades programadas o si, por razones de riesgo y salud, deberían no viajar a Florida con el resto de los equipos.

Mike D’Antoni junto a James Harden.

Las pruebas masivas de la COVID-19 empezarán el 23 de junio, un día después de que todos los jugadores extranjeros o que están en otras ciudades de Estados Unidos se hayan reunido en las instalaciones de las franquicias. El viaje a Orlando debería producirse entre el 7 y el 9 de julio.

La liga ha dejado claro que no obligará a nadie a participar en la reanudación si teme por su salud, y la NBA ya ha dicho a los equipos que permitirá cubrir las bajas con jugadores de sustitución. De momento, la lucha en el seno de la NBPA no ayuda tampoco a esclarecer el escenario del reinicio completo y seguro de la liga.

Opiná