Sin categoría

Los sinsabores de ser primero.

Luego de la caída ante Puerto Rico en octavos de final aparecieron varios debates a la visita. ¿Es correcto el formato de eliminación? ¿El cuarto debería clasificar? Argentina terminó primero y cedió ante el cuarto en conclusión, sumado al nulo tiempo de descanso de un día a otro. ¿Excusas por perder? ¿Lloramos o pedimos lo justo? ¿No hubo privilegio ni protección por terminar primeros luego del esfuerzo descomunal por ganar los partidos? Un pequeño desglose de esos temas que invadieron las redes minutos después.
Sin dudas que la derrota de Argentina en U19 ante Puerto Rico trajo mucho revuelo. No por la derrota en sí sino por diversos factores dentro del torneo que generaron cierto descontento en la gente, ya sea como fan de básquet como mismos allegados a la naranja. Hubo dos temas que se tocaron largamente en redes sociales que fueron formato y tiempo de descanso. ¿Esta bien el formato? ¿El cuarto del grupo tendría que quedar eliminado? ¿El primero pasar directo a cuartos? ¿O son excusas porque perdimos? Eso por un lado, y por otro el poco descanso que tuvo el equipo de cara a su compromiso con Puerto Rico ¿Por qué nos pusieron a primer turno si veníamos de jugar casi a última hora? ¿Qué o quién falló ahí? ¿Cuál es la ventaja entonces de ser primero?
Comencemos de a puro a intentar desmenuzar esas cuestiones. No tenemos la verdad absoluta, pero la idea es orientar de alguna forma pensando en próximos torneos internacionales y posibles modificaciones para no pasar esos cortocircuitos. Primero y principal Argentina tuvo un flojo partido ante Puerto Rico, ya será analizado como todo el resto en una nota post torneo, con un cierre olvidable pero mucho apoyo (como debe ser) para una camada fantástica con enorme futuro más allá del duro tropezón y no poder luchar por el título. Allí comenzaron los interrogantes de muchos en redes sociales acerca de ciertas injusticias por el formato del torneo. Para algún distraído, clasifican todos a octavos de final (son solo 16 equipos) y luego aparecen los cruces normales para seguir de ronda.

Argentina terminó primero, y por lógica le tocó el cuarto de la otra zona que fue Puerto Rico. No el cuarto esperado ya que los boricuas cedieron un juego inesperado ante China que los dejó últimos. Por ende un rival peligroso con una buena camada y que nos dejó sin cuartos de final. Ahora bien, ¿Podemos hablar de cero protección al que sale primero? ¿El cuarto merece seguir a pesar de no haber ganado ni un juego? Tranquilamente Argentina puede ganar lo que resta del torneo y quedar con un fantástico récord pero con el noveno puesto como máximo y Puerto Rico perder todo lo que resta y quedar con solo una derrota, sin dudas eso molestaría aún más.
¿Entonces? Al ser solo 16 elencos se intenta que todos tengan posibilidades y el uno defender ese puesto y en teoría mostrar esa ventaja sobre un equipo que terminó cuarto sin caídas. Este Mundial específicamente viene teniendo muchos resultados fuera de contexto y elencos que han sorprendido generalmente para bien, lo cual cambió ciertos cruces pensados en la previa. La lógica del básquet no pregonó, y eso derivó en que muchos cruces no tengan casi ni diferencias. Eso por un lado, aunque queda relativa la ventaja del primero y en un mal día todo el enorme esfuerzo de tres días se viene al tacho.

¿Pasaje directo a cuartos de final? Es una posibilidad y el resto peleando por llegar cuartos, sumado a eliminar al cuarto. Tal vez si más elencos clasificaran (ser 20 o 24 en vez de 16) otra historia sería, pero se trata de que la competencia crezca como tal en paridad aunque nadie tiene asegurado nada sea cual sea el puesto. Todo un debate que se originó en redes, lo propio lo podríamos llevar a nuestra Liga Nacional, donde hay cruces entre el 1ª y el 16ª ¿Y si llegará a perder allí el 1ª? ¿Para que se esforzó 38 fechas? Acá es casi lo mismo pero en día solamente. Lamentablemente lo sufrimos en carne propia.
El otro tema, y tal vez más importante es el tiempo de descanso. Argentina tuvo un desgaste enorme en los tres partidos. Juegos largos y muy duros que terminó sacando a flote finalmente. El descanso es en el tercer día de competencia, es decir luego de los dos primeros encuentros, y luego seguidos la tercer jornada y octavos de final ¿Raro no? Para colmo Argentina jugó la fecha final contra el local, por ende y como sucede en esos casos, lo hace a última hora. Eso no fue lo grave, sino que al otro día y siendo primero, Argentina jugó casi a primera hora su choque de octavos ante Puerto Rico.

¿A que se debió eso? ¿No pudo intervenir CABB para modificar esa situación que nos perjudicaba? Ni 24 horas de descanso los chicos que fueron primeros en su zona de un mundial y ya con un duro partido en el lomo. Puerto Rico fue el primer en jugar en la 3ª jornada y Argentina casi el último. Para muchos sonará como excusa y más después de haber perdido, pero un primero debería tener otras satisfacciones.
Lo mismo con el día de descanso que sonaría más razonable que fuera cuando termina la primera parte, si bien a los chicos les vino bien pero ya tener los octavos de final sin tiempo de scouting al rival ni preparación previa para dicho cotejo. Varias cosas que revisar, en este caso fueron nosotros a los que nos pasó. Ahora a seguir y terminar con la mirada bien arriba el torneo. No lloramos, nos tocó a nosotros más allá de un partido realmente flojo del equipo, una cosa no quita a la otra. Ser primero debería tener su privilegio, cosa que en este caso no ocurrió.

José Fiebig (@Josefiebig) es periodista deportivo especializado en basquet que trabaja para el portal pickandroll.com.ar

Opiná