LIGA ARGENTINA

Marozzi trabaja y avanza en su rehabilitación.

El ala pivote de Unión se quedó en Santa Fe para continuar con sus trabajos de rehabilitación tras la lesión que padece desde hace varios meses en una de sus rodillas, aprovechando incluso este parate en la competición para progresar desde lo físico.


Con la postergación del calendario de la Liga Argentina y la cuarentena que se atraviesa a nivel mundial por la pandemia del CoVid-19, las actividades han cesado momentáneamente. Varios jugadores se mantienen trabajando en este periodo, con las posibilidades que tienen a su alcance y desde su hogares. Uno de esos casos es el de Gastón Marozzi.

El chaqueño es uno de los grandes pilares y jugadores destacados de Unión, siendo inclusive el máximo anotador del equipo con una media de 15.3 puntos por partido. Lamentablemente una lesión que arrastra desde hace ya varios meses impidió que tenga continuidad dentro del torneo, prácticamente sin haber sumado minutos en este 2020.

“La lesión la tengo ya desde la pretemporada. Fue un movimiento que hice con la rodilla, y se me lastimó el cartílago del fémur. Y eso obviamente al seguir jugando y entrenando se me complicaron varios ligamentos y tendones de la rodilla, entonces trabaja todo de otra manera, se me cargaba la otra pierna”, comenzó explicando Marozzi.

“Fue una lesión algo rara porque había que parar mucho tiempo. Decidimos arrancar entonces la liga. Nosotros ya veníamos haciendo un trabajo específico desde el primer momento, y eso me sirvió hasta el mes de enero, donde fue mi último partido y ahí decidimos parar porque no tenía sentido exigir la rodilla de la manera que veníamos haciéndolo. Ahí se decidió parar y recuperarme para llegar bien a los playoffs”, añadió el jugador de 1.96 metros.

Sin dudas la prolongación de esta dolencia a través de los últimos meses ha sido un dolor de cabeza para el joven jugador de 24 años nacido en la ciudad de Sáenz Peña, sin embargo la evolución y los trabajos que realiza son importantes para su mejoría. Esto sabiendo que el club lo apoyó y acompaña desde el primer momento buscando que se recupere por completo, preocupándose constantemente por su salud y su físico.

“Es una lesión algo complicada porque es un cartílago, y para que eso sane hay que parar todo lo que es impacto por un tiempo. Ya van dos meses que estoy con la rehabilitación, donde me hice infiltración de plasma que me ayudó mucho a regenerar el cartílago pero donde a su vez perdí mucha masa muscular, y en estos dos meses era poner la pierna bien muscularmente y hacerla ganar mucha fuerza para este último tramo del torneo”.

Sobre cómo atravesaba su recuperación hasta la postergación del calendario liguero explicó: “Veníamos bien, trabajando excelente, hasta que pasó todo esto. Si bien me faltaba un poco para que los médicos me den el alta, iba a probar en uno de los partidos que teníamos de local con el equipo después de la gira por Resistencia, algo que no terminó pasando porque en esa gira llegó la postergación de la liga”.

“Había decidido quedarme acá en Santa Fe para poder hacer la rehabilitación acá con los médicos y kinesiólogos, pero con estas medidas más estrictas la rehabilitación todavía no la pudimos hacer de forma tan completa. Sigo igual haciendo ejercicios y cosas que vengo trabajando con el equipo desde mi casa. Este parate me va a servir mucho para llegar de mejor manera cuando se retome el torneo”, añadió Marozzi, que se quedó en su departamento, cerca del club tatengue.

Al estar en Santa Fe, Gastón se mostró a su vez preocupado por la situación que se vive con la pandemia, a nivel general pero sobre todo con respecto a su familia, en su Chaco natal, sabiendo que en dicha provincia el golpe del Coronavirus se padece en una mayor dimensión.

“Mi familia en Chaco la está pasando algo complicado. Obviamente que están cumpliendo con esto, encerrados en casa, pero allá están con reglas mucho más estrictas en cuanto a la circulación o el tener que estar en determinados horarios encerrados, porque tienen un horario para salir a hacer las compras. En Resistencia parece que hubo mucha circulación de este virus, por eso se dispuso que la gente mejor se quede”, cuenta.

Informe: Prensa AdC

Opiná