NBA

Otra gran victoria de los Lakers que se acercan a la corona.

Foto Associated Press


Quizá los números de Anthony Davis no reflejen su actuación en el Juego 4 de Las Finales de la NBA, en el que los Lakers vencieron 102-96 al Heat de Miami en la burbuja de Orlando, que posiblemente estallará de celebración angelina si repiten el triunfo de este martes sobre los de la Florida.

Davis alcanzó 22 puntos acompañados con cuatro asistencias y nueve rebotes, pero la realidad es que el jugador fue fundamental para detener a Jimmy Butler, quien en el Juego 3 tuvo un partido sensacional con 40 unidades y puso a soñar a Miami de igualar la serie en el Juego 4.

A pesar de ser custodiado por Davis, Butler tuvo un juego decente con 22 puntos, nueve asistencias y 10 rebotes. Butler empezó dominante con 11 puntos en el primer período, pero Davis ajustó y le complicó el resto del juego. Bam Adebayo estuvo de regreso para el Heat tras perderse dos juegos por lesión.

LeBron James también tuvo un partido regular, pero logró prender motores cuando más se necesitaba para alcanzar 28 puntos, ocho asistencias y 12 rebotes.

Los angelinos también se beneficiaron de la actuación de Kentavious Caldwell-Pope, quien anotó puntos cruciales cuando lo necesitaba el equipo, al igual que Alex Caruso y Danny Green.

Opiná