Sergio Hernández, presentado como técnico del Casademont Zaragoza

«Hay que fijarse objetivos de juego antes que numerales». Esta es la filosofía de Sergio Hernández, nuevo entrenador del Casademont Zaragoza que ha sido presentado en un acto en el que ha asegurado haber encontrado «un equipo alto de ánimos»

El técnico argentino ha sido presentado esta mañana como nuevo entrenador de Casademont Zaragoza, en la pista central del pabellón Príncipe Felipe, tras dirigir su primera sesión al frente del equipo. En una larga comparecencia, el bahiense ha desvelado los motivos de su llegada al conjunto aragonés y lo que espera en esta primera en la elite del baloncesto español.

Acompañado por Pep Cargol y respaldado por Reynaldo Benito y varios miembros del Consejo del club, Sergio Hernández ha vivido su puesta de largo como entrenador rojillo: “Este es un equipo histórico y con un potencial superior al que hemos visto”, asegura convencido, tratando de quitar presión al grupo. “Todo el mundo tenemos presión en nuestro trabajo y tenemos que transformarla en energía”. Ingrediente que empezó a transmitir ayer con una larga charla en la que se presentó al equipo: “Hay que liderar al equipo desde lo que uno siente”, reflexiona. “Vamos a intentar ser un equipo veloz, más agresivo y que suba la intensidad en defensa”, anticipa.

Por ello, la meta fundamental es la de ayudar a crecer: “Voy a apoyar al equipo para que encuentre las sensaciones por encima del resultado y, una vez lo consigamos, ya sí, ir a por el resultado”, esgrime “El deporte es espectáculo, pero también es cultura”, defiende ‘El Oveja’ ahondando en la decisión de desembarcar en Zaragoza. “Prefiero estar en una ciudad con cultura baloncestística que en uno que ganó cinco ligas y no la tiene”, confiesa, respaldando también a sus hombres. “El equipo tiene potencial para crecer”. Algo que ha de conseguir siendo fiel a la identidad de la que pretende dotar al grupo: “Hay que fijarse objetivos de juego antes que numerales”, sostiene. “Esos objetivos reales serán los que ayuden a alcanzar los numerales”, justifica.

Además, el exseleccionador argentino asegura que la plantilla, lejos de estar tocada, se mantiene con buen ánimo: “Me he encontrado un equipo alto de ánimos, con alta predisposición y ganas de entrenar y aprender”, descubre. “Estoy muy agradecido por cómo me acogieron, tanto ellos como el cuerpo técnico”, del que alaba su capacidad para asumir el nunca agradable trago de vivir un cambio en el banquillo, pese a que los intereses del club estén por encima de todo. “Aquí lo importante es el equipo”, subraya en esa línea. “Lo que puedo aportar a la Liga Endesa es intentar aportar un equipo que juegue buen baloncesto para hacer más atractivo el producto”. Misión que echará a andar ya este domingo con la visita del BAXI Manresa al pabellón Príncipe Felipe.

CASADEMONT ZARAGOZA
LIGA ACB

Comparte esta publicación en

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *