INTERES GENERAL

El trabajo silencioso detrás del equipo.

Los utileros vendrían a ser el ALMA de cada plantel. Aquí las historias de algunos de ellos.


Para que el básquet sea un deporte atractivo , en algunos juegos atrapante hasta la chicharra final y por que no vistoso se necesita que un gran número de actores que se muevan detrás del espectáculo de ver a diez corriendo y saltando por un balón de color anaranjado. Uno de los actores que ayudan a que los protagonistas vestidos de corto se preocupen de hacer lo suyo como es debido, es el utilero.A tal efecto le preguntamos a algunos de ellos que es esto de ser utilero, como es su trabajo y que secretos se escon den en el día a día.

FACUNDO DESIDERI de Atalaya Club

“Mi primer partido en esta tarea fue en Diciembre de 2016, viajábamos a San Jorge a jugar el Federativo C, sobraba un lugar en la Traffic y fui con la excusa de ayudar “con lo que haga falta: toallas, agua, lo que sea”. Desde ese día hasta hoy, sigo siendo el utilero del club, encargándome de toda la ropa de inferiores también”.
“El jugador más “exquisito” es sin dudas Ale Ettorre, que la ropa bien perfumada, que la toalla seca, que el agua fresca, que todo limpio. De todas formas, está bien que lo sea, son cosas que tenemos que cumplir (RISAS)”. “Tal vez la contracara Ser sencillo no es difícil, pero los que más lo son, son Lauti Suárez, el Colo Rava y SIN DUDAS , el mejor Maxi Yanson. Igual, no quiero decir que ellos no pidan nada, solo que son mas comprensivos” .
“Los días de trabajo cuando hay partido son bastantes largos. Si es de visitante, ya la noche anterior post entrenamiento preparó pelotas, botiquín, los elementos para la entrada en calor, dispensador de agua fría, y el bolso con la ropa (camisetas, shorts, sudaderas, la ropa del 3×3, toallas chicas y grandes por las dudas. Si es alguna serie y tenemos que hacer gira, también hago un bolso más con shorts y camisetas de entrenamiento)”.
Llegó algunas horas antes del viaje a terminar de preparar lo que vamos a llevar para merendar, la heladerita con hielo y bebidas frescas y las frutas”.

“Y no pueden faltar las almohaditas de frutilla para Lauti Suárez y para el Colo Rava, junto al AGUA CALIENTE PARA EL MATE, OBVIO”
“Después del partido toca guardar todo y llevarlo a la traffic, pero no me puedo quejar porque siempre recibo ayuda de todos”.
“Ahora si jugamos de local, voy aproxidamente 5 horas antes al club, me encargo de la limpieza de la cancha, y la parte que más tiempo lleva es preparar el vestuario con la ropa de cada uno en sus respectivos lugares (obviamente doblada y perfumada) más las frutas y las pelotas, así que aprovecho y mientras hago eso escucho un poco de música (La Vela Puerca y Las Pastillas del Abuelo son las preferidas)” .”También preparó lo que respecta a la mesa de control, relojes y estadísticas, y para la entrada en calor que es aproxidamente una hora y media antes ya tiene que estar el agua fresca con las toallas”.

“Una vez terminado el partido es el momento de guardar todo, así que eso me lleva una hora más. Es como dicen, SOMOS LOS PRIMEROS QUE LLEGAMOS Y LOS ULTIMOS QUE NOS VAMOS. DOY FE QUE ES ASI. Las mejores anécdotas suceden en las giras. El año pasado fuimos a Saladas casi 9 horas de viaje y estuvimos una semana y también dos veces a Bahía Blanca. No sé si cuenta como anécdota pero la segunda vez a Bahia, que era el quinto juego con Villa Mitre por el pasaje a las Semifinales Nacionales, ese domingo recuerdo que en la puerta del hotel había 150 hinchas de Atalaya (entre los que estaban mi viejo, mi vieja y mi hermano, que me emociona decirlo) hicieron un “banderazo” y acompañaron en la cancha. Creo que ese día no lo voy a olvidar jamás, y más con lo cerca que estuvimos . Ese día el estadio “vibraba”, fue increíble.

“Las cábalas son muchas (RISAS). Y algunas no se pueden decir, pero en lo que a mí me respecta: usar las mismas medias todos los partidos, usar un color de toallas en el primer tiempo y otro color en el segundo (toallas blancas y azules), y cuando arranca el partido JAMAS mirar el salto inicial, ni la primer jugada”.
“Me gustaría agregar que el grupo humano de jugadores del plantel sea bueno, es el gran incentivo para que sigamos haciendo esto con tanta pasión. Y agradezco porque en Atalaya, el grupo es excepcional. Es el motor del laburo”.
“Ser utilero es parte ser del cuerpo técnico y parte un jugador más, muchas veces los jugadores te cuentan cosas o hablan cosas con vos que no hablan con nadie más, y eso hace que termines siendo amigo. Y esto hace la labor, aún mejor”


ANALIA CASTRO / CAOVA
“Mi hijo Samir que hoy tiene 19 años, jugaba en Mini como preliminar de la Primera entonces después que él jugaba no quedabamos a ver esos partidos . Yo veía que los jugadores de Primera salían , iban a buscar agua , entonces me pregunte : Por qué no tienen una heladerita con agua para que no pierdan el tiempo saliendo de la cancha. ? Un día hablé con Raúl Baccala técnico de la Primera de ese momento y lo consulté al respecto , le pregunté si a él le molestaba que yo lleve una heladerita con botellas de agua . Me contestó que no , pero me aclaró que prefería que sean chiquitas para que cada uno tenga su botella identificada ante la posibilidad de que alguien esté enfermo y pueda contagiar a los demás. El presidente del club vio esto y le gustó la idea. Luego además del agua me hice cargo de la ropa, las pelotas, el botiquín . Ya hace 11 años de esto.”

“No hubo ningún jugador con alguna ñaña en particular , en realidad me ocupe yo de “malcriarlos”. Los fui conociendo a cada uno de ellos, por ejemplo Gaby Dominguez tomaba un mate en la entrada en calor, a otros le daba caramelos, o les tenía la veda o les llevarba el desinflamante , hay muchas historias. Hubo veces que me llamaban para decirme que se habían olvidado de lavar la ropa azul y si podían utilizar la blanca. Me acuerdo de que una vez uno me pidió un energizante y corrió dos cuadras para traerselo. Ninguno de ellos es diferente , para mi son exactamente iguales y de mi tienen el 100 %.”

“Haciendo memoria , hay uno que no es jugador pero es bastante ñañaso, es el PF Exequiel, solo come las caramelos color violeta así que los tengo que separar para darle el gusto.
En Inferiores tal vez los pibes me den más trabajo, el Colo Correa era uno de esos que me pedía que le escondiese la Coca Cola en el banco de suplentes o el Cucu Noguera me pediá que le ate la camiseta en los hombres porque se le caía, o que le dé un vaso de Coca Cola para que lo levante o también que le haga masajes en las piernas.
Después cabalas hay muchas, desde el año pasado hay un entrenador del club que tiene un orden y una manera para saludar a las personas y que siempre deja una botella de agua a un costado del banco. Otro de los entrenadores de ahora , cuando termina uno de los partidos de la tira me pide que le compre una tarta de verdura, agua y una manzana y también hay otro que toma Coca Cola Light. Recuerdo que Néstor Gnass cuando llegaba al club o adonde jugasemos me hacía una seña, ahí yo me daba cuenta si iba a tomar un cortado , siempre con dos de azucar. Y luego los infaltables caramelos FIZZ”.

“Germán Tolosa tomaba una agua saborizada de Naranja antes de dirigir y me pedía una toalla para secarse.
Durante este tiempo pasaron ciertos de jugadores por el club y a todos los trato como en esa época por más que no estén con nosotros, por ejemplo cada vez que jugamos con Temperley al Huevo Zorrilla le doy caramelitos como si fuese jugador de CAOVA, ó contra Ciclón con el Zurdo Sardo. Con esto de la Cuarentana extraño mucho todo.”


EZEQUIEL DELGADO / SPORT CLUB
“Empecé en la Liga Provincial 2017/2018 que ganabamos con Daniel Farabello como entrenador. La propuesta me llegó de un dirigente que hoy está en el club. Necesitaba sumar ingresos a mi otra actividad que es de Profesor de Tenis y además como los horarios de entrenamientos del primer equipo (Mediodía y Noche) me permitían complementarlo con aquello y todo dentro de un solo lugar, acepté. Ya voy por los tres años.
Mi trabajo cuando hay entrenamiento comienza unos treinta minutos antes del inicio, para preparar todo, más que nada la limpieza de la cancha ya que antes la utilizan los chicos del basquet formativo. Durante la semana es relativamente tranquilo.
Hay diferencias entre los juegos de local y de visitante. De local existen varias cuestiones que debo tener en cuenta. por ejemplo, estar dos horas del partido y preveer que todo esté listo , que no falte nada.
Cuando viajamos es diferente , colocó toda la ropa en valijas , y preparó también los alimentos que van consumir los jugadores durante el viaje. Viajamos , llegamos a destino , preparó el vestuario , jugamos, y nos volvemos , es todo el tiempo estar arriba de un micro.
Mi relación con los jugadores es excelente , a la mayoría los conozco desde hace tiempo, son de la ciudad. Somos todos buenos compañeros de trabajo. Ninguno me hace renegar. Por ese lado está todo bien.
No tengo cábalas, aunque si soy muy estructurado y detallista con mis cosas.”

“Anécdotas millones, sobre todo de los viajes, la que se me viene a la mente es el tercer o cuarto partido de la semifinal ante Talleres de Villa Gobernador Gálvez. Era un día de humedad y calor , los jugadores no soportaban la alta temperatura , salían al pasillo contiguo a tomar aire, el Pini Salles y el Pollo López se acostaron en el piso de baldosa para refrescarse. A varios les bajó la presión , estaban pálidos” .Precisamente con Pini Salles tiene una anécdota que recuerda , fue cuando el base rosarino jugó con su calzado mojado :


JAVIER TIJERA / TIMBUES BASQUET

Javier además colabora con el básquet formativo del Indio . En una de las categorías juega su hijo Uriel que en esta Copa Santa Fe tuve la posibilidad por primera ocasión con el plantel de Primera División.

Javier nos contó sobre las cábalas del equipo , “Tenemos varias para cortar con la mufa, una es que llevamos junto con la hinchada trapos y cintas rojas “. Por último, el entrevistado no se quiso olvidar de Facundo Capodacqua otro de los jugadores de los diversos planteles que Javier recuerda como una excelente persona.

Merienda preparada por Tijera en uno de los viajes de Timbúés durante el desarrollo de la Copa Santa Fe.

Aquí lo vemos a Javier junto a Facundo Desideri otro de sus colegas en eta linda tarea que tiene partido tras partido.


Opiná